¿No es que era libertad de expresión?

31.07.2021

ImprimirEnviar por e-mail

El Presidente francés, Emanuel Macron
Fuente: AIN

AIN.- El presidente francés defendió a la revista Charlie Hebdo cuando publicó caricaturas blasfemas sobre el Profeta Muhammad (P y B), pero decidió demandar a un ciudadano francés que colgó una imagen que lo mostraba vestido como Adolf Hitler.

“No renunciaremos a las caricaturas y los dibujos, aunque otros se echen atrás", dijo Macron el 21 de octubre del año pasado.

Michel-Ange Flori, propietario de un negocio de publicidad vial en Francia, decidió utilizar algunas de sus vallas publicitarias para lo que denominó un ejercicio de sátira política: colgar una imagen que mostraba al presidente Emmanuel Macron vestido como Adolf Hitler. Los abogados personales de Macron y su partido han presentado ahora acciones legales alegando que las representaciones eran un insulto público.

El caso se ha convertido en una prueba de dónde traza Francia la línea entre la libertad de expresión y ser ofensivo.

Flori, cuyas vallas publicitarias fueron colocadas en su región natal, en el sur de Francia, dijo que el consenso en su país estaba del lado de Charlie Hebdo, "Pero cuando se trata de burlarse del presidente representándolo como un dictador, entonces se convierte en blasfemia, entonces es inaceptable", dijo en una entrevista con Reuters, imitando a sus críticos.