“El Islam es pensar en el otro”

13.04.2016

ImprimirEnviar por e-mail

Fernando Martín Chinnici, participando de la charla sobre Desplazados y refugiados por religión, hambre y guerra
Fuente: AIN

AIN.- Al participar de la charla sobre Desplazados y refugiados por religión, hambre y guerra, el director Académico de la Diplomatura en Cultura Islámica del Instituto Islam para la Paz, el antropólogo Fernando Martín Chinnici, afirmó que “El islam es pensar en el otro, es verse reflejado en el otro”.

En el marco de la mesa debate del Congreso Mundial Intercultural e Interreligioso “Una Senda hacia la Paz”, Chinnici explicó: “El Profeta Muhammad dijo que el creyente era el espejo del creyente, y es ahí donde uno empieza a entender que realmente la imagen que a veces el espejo nos devuelve no es la que tenemos adentro. El trabajo constante es el de descubrirnos a nosotros mediante el reflejo en el otro”.

Por otro lado, el director Académico de la Diplomatura en Cultura Islámica se refirió al tema de refugiados “esta cuestión del diálogo y del pluralismo como la bandera de la sociedad moderna, cuando en realidad uno chequea por ejemplo en los comentarios donde la gente interactúa en los medios, y uno ve que el discurso xenofóbico y discriminatorio está muy cerca de nuestros hogares”.

Chinnici sobre los refugiados, agregó: “En lo personal me conmueve y me sorprende que el dinero, los egoísmos y las decisiones políticas valen más que un llanto de un niño o de una madre que no puede darle de comer a su hijo. Las personas que quieren ir a otro lugar con todo su derecho porque explotan conflictos que ni ellos mismos han engendrado, que se los han impuesto y que los mismos que rechazan su entrada son los mismos que han generado el conflicto”.

Participaron también de la mesa Desplazados y Refugiados por religión, hambre y guerra: el moderador, sociólogo Lelio Marmora; del Alto Comisionado de Refugiados de Naciones Unidas, José Xavier Samaniego; el presidente de la Fundación Conin, Abel Albino; el Fiscal de Instrucción de la Provincia de Buenos Aires, Rubén Sarlo; y el arzobispo de la Iglesia Ortodoxa de Antioquía, Siluan Muci.